Medellín, julio 16 de 2010

El pasado fin de semana durante un campamento, Juan Carlos Betancur, un scout de 15 años perteneciente al grupo “49 Santa Inés”, se vio en la necesidad de pasar la noche cobijado con un par de toallas. Betancur había salido con su grupo al sitio conocido como “La Honda” en el municipio de Guarne, a 2.150 metros sobre el nivel del mar y con una temperatura promedio de 18°C en el día y 8°C en la noche. Según informó, al llegar la hora de dormir se percató de que había olvidado su frazada: “Abrí el morral para sacar la cobija y cuando vi que no estaba supe que iba aguantar mucho frío”, afirmó el joven. Por su parte, Juan Esteban Carmona, de 11 años, y compañero de Betancur, declaró: “Yo veía que él revolcaba ese morral, sacaba las cosas, volvía y las metía, y cuando me contó que había dejado la cobija no pude parar de reírme”. Este reportero conoció que Betancur no tuvo otra opción que cubrirse con un par de toallas de baño: “Pa’ acabar de ajustar todos llevaron sleeping* y nadie quería aguantar frío, así que me tocó con las toallas”, concluyó el afectado.  (Para A-Pin informó Águila Guardián)

*Sleeping bag: en español, saco para dormir. También es utilizado para disfrazarse de larva gigante.