IMG_1311

Medellín (APin). En días pasados, Octavio Villa, un carpintero de 56 años, y su perra Carmela jugaron con una pelota durante varios minutos sin que lo empinado de la loma fuera un obstáculo. “La perrita es muy rápida, si se va la pelota ahí mismo la alcanza”, declaró Villa, habitante del barrio 13 de noviembre, quien agregó que esta loma es la más pendiente de la ciudad.