Medellín, marzo 9 de 2009

Un gran escándalo se presentó esta mañana en la Avenida Oriental con Calle Colombia, cuando Amanda López, un ama de casa del sector, discutió varios minutos con el vendedor ambulante Humberto Villa. El altercado, que logró atraer a siete curiosos, empezó con la transacción de un aguacate cuyo valor era de $1500. Amanda alega que, después de darle un billete de $2000 al señor Villa, éste no le devolvió. “Le di el billete y me voltié para empacar el aguacate en el bolso”, afirmó Amanda, subiendo el tono de voz. “Estoy seguro que puse la moneda sobre la tabla para que ella la cogiera”, insistió el señor Villa. “Yo he vendido aguacates por diez años y sólo los de Espacio Público me habían gritado tanto”, añadió. El vendedor de aguacates vecino, Julián Vélez, mencionó que la moneda de $500 la había tapado una hoja de periódico de las que se usan para madurar aguacates, por lo que al parecer todo fue un problema de desatención entre las partes. “Me voy muy ofuscada, mejor compro aguacates cuando haya cosecha y estén más baraticos”, concluyó Amanda. (Para A-Pin, informó Jhony Ice)