Bello, Antioquia, abril 25 de 2009

Esta mañana, mientras asistía a su corte de pelo mensual, el peluquero Rigoberto Suárez le trasquiló la patilla izquierda al tendero Joaquín Martínez. El estilista, dueño de la Sala de Belleza Rigoberto’s, aseguró con lágrimas en los ojos: “Siempre he tenido buen pulso, es la primera vez que me pasa algo así desde que hice el curso de corte de patillas en la Mariela”, refiriéndose a una prestigiosa academia de estilistas de la ciudad. Por su parte, Joaquín, conocido en su barrio como “Don Juaco” y dueño del Granero La 66, afirmó: “Las patillas siempre han sido lo que les gusta a las vecinas d’iuno, pero qué se le va a hacer, un accidente lo tiene cualquiera”. A-Pin hizo un seguimiento exhaustivo del caso y pudo comprobar el buen pulso de Suárez, pues de diez clientes observados, diez salieron con las patillas derechas. (Para A-Pin, informó El Fabricante de cosas)