Envigado.

Ayer en la noche, el periodista José Manuel Villegas y el librero Gabriel Ariel Lopera, conocidos desde hace algunos meses, tuvieron que secarse las manos antes de saludarse. El incidente tuvo lugar en el Café Otraparte, cerca de los baños, en donde, al encontrarse y mientras se decían las frases de rutina, ambos usaban la ropa que traían puesta como toalla improvisada. “Casi no reconozco a José porque se había cambiado el motilado. Pero cuando iba a estrecharle la mano él me dijo ‘esperate yo me seco’, y le respondí ‘esperate yo también’, cayendo en la cuenta de que yo también tenía las manos mojadas porque venía de la cocina”, comentó Gabriel. Por su parte, José aseguró que a pesar de haber usado toallas de papel en el baño sus manos no estaban totalmente secas, y añadió: “A los dos nos dio risa la situación y yo ahí mismo solté un titular tipo Agencia Pinocho. Y como Gabriel respondió ‘¿La escribe usted o la escribo yo?’, pues le cedí el honor”. Este diario fue testigo de que el saludo se concretó con una risa compartida y las manos parcialmente secas. (Para A-Pin, informó Gerónimo Aranda).