Bogotá (A-Pin). Anoche, mientras cenaba con unas amigas en el barrio La Macarena, el joven Esteban Restrepo, oriundo de Medellín, fue objeto de burlas por parte de sus acompañantes, de origen bogotano, quienes no podían creer que no conociera el significado de la palabra ‘chirri’ y mucho menos que nunca hubiera estado en el Chorro de Quevedo. Natalia Fouque, una de sus amigas, declaró: “Es extraño porque él ya conocía Bogotá, había venido varias veces y había pasado por La Candelaria, además tiene todo el perfil chirri del Chorro de Quevedo”. El etnolingüista Harry Galindo, quien se encontraba en el mismo restaurante, se ofreció a ahondar en el significado de la palabra y le explicó a Restrepo que, en la sabana bogotana, la palabra ‘chirri’ “se usa para referirse a cierto grupo de personas desaliñadas que gustan de lugares bohemios, preferiblemente de precios económicos, propicios para conversar, escuchar rock suave y tomarse un café”. “Nunca había escuchado tal cosa, pero bueno, ellas están en su ciudad y es natural que les parezca gracioso”, comentó Esteban al respecto. A-Pin pudo constatar que al terminar la cena el hombre decidió ir a conocer el Chorro de Quevedo y pasó un buen rato departiendo con sus amigas “chirris”*. (Informó: Henry Barreras)

*En España, un chirri  es nada más y nada menos que  una vagina. Sin embargo, en México se usa para decir que algo está escaso o pequeño, o para señalar que un líquido es poco espeso.