LE PONEN SILLA DE PONY A LLAMA

Popayán (A-Pin). Una llama macho de nombre ‘Pepe’ fue vista portando una silla de pony en su lomo cuando se encontraba en las afueras de un laboratorio fotográfico del centro histórico de la ciudad. Héctor, propietario de la llama, aseguró que la silla es del tamaño apropiado para el animal: “Pesa apenas dos o tres kilos”, dijo. El hombre informó que se la pone para montar a los niños y tomarles fotos por cinco mil pesos. “Yo fui de los primeros en Colombia que trajo una llama para este trabajo. Eso lo conocí en Chile”, relató Héctor, oriundo de Pasto. Un payanés que pasó por el lugar de los hechos (de camiseta verde en la foto), le dijo a este diario que no es común ver llamas en esta ciudad: “Aquí lo que hay es perros”, indicó. A-Pin conoció que Pepe, de actitud tranquila y bien tenido, pertenece a la tercera generación de su familia.