UTILIZA PAR DE CHANCLAS PARA ARMAR ARCO

Montañita, Ecuador (A-Pin). Después de reunir a varias personas para jugar un partido de fútbol en la playa, Wilger Benavides, ecuatoriano de 23 años, conformó una de las porterías con sus chanclas y un cúmulo de arena que él mismo moldeó. “Es la costumbre para jugar fútbol en la playa”, declaró Benavides, quien luego informó que hace un mes se topó con las chanclas abandonadas. “Perdí las mías y ese mismo día encontré éstas de madrugada, atrás de unas rocas”, declaró el hombre, quien calza 41, señalando un gran muro de piedras. “Me quedan un poco grandes”, agregó. A-Pin conoció que el cotejo, en el que también participaron argentinos, chilenos y colombianos, terminó 2-2 tras quince minutos de juego. “Nos robaron el partido porque el balón tumbó las chanclas y la portería se desarmó, y ahí nos empataron”, contó el bogotano Luis Fernando Rueda.