Bucaramanga (A-Pin). Ayer, una semana después de que le robaran en un bus un teléfono móvil Nokia 1100, a la señora Matilde Alzate la llamaron para devolverle el aparato. “Una voz de hombre dijo ‘oiga señora, tenemos su celular pero eso no sirve para nada, díganos dónde quiere que se lo dejemos’”, contó Juliana Cruz, hija de Matilde y quien recibió la llamada. “Yo ya iba a botar ese carchacho* pero coincidió con el atraco, así que no me preocupo”, declaró Alzate. Por su parte, Arturo, esposo de la afectada, afirmó: “Yo quería que fuéramos a recoger el ‘aparatico’ pero Mati no quiso”. Esta reportera habló con miembros de la policía quienes aseguraron que ya están en la búsqueda de “estos bandidos”: “Queremos devolverle el celular a todas las víctimas”, expresó un uniformado. Al respecto, doña Matilde aseguró que no quiere saber nada del equipo hurtado y afirmó que está ahorrando dinero para comprarse un celular con cámara. (Informó Diana Pérez)

*Expresión utilizada para referirse a equipo tecnológico viejo o medio dañado.