Medellín (A-Pin). El pasado miércoles en la noche un grupo de universitarios que departían en el Bar Etí, sur de la ciudad, se burlaron del ingeniero Alejandro Vélez quien salió del lugar cargando una mesa de planchar de color rojo. “El señor pasó con una mesa de esas pa’ planchar y soltamos la risa. ¡Estaba en el lugar equivocado!”, expresó entre risas el testigo David Hurtado. “Mamá se la prestó a mi hermanita para una feria de cocina que hubo hace como quince días aquí en el bar. Tenía que traer la mesa para vender sus ponquecitos y como no había más en la casa se trajo esa, no tiene nada de raro”, se justificó Vélez. Fuentes allegadas relataron que el día de la feria, la joven Mariana Vélez, hermana del afectado, quería irse de fiesta al finalizar la jornada y pidió que le guardaran la mesa. “Nosotros no le vimos problema, ¿cómo se iba a emparrandar toda encartada? Eso sí, casi que no la reclaman, siempre estorbaba un poquito”, añadió Roshana Patiño, administradora del bar. A-Pin conoció que en la mencionada feria Mariana obtuvo ganancias cercanas a los 40 mil pesos, por la venta de 26 ponquecitos, dinero que gastó aquella misma noche. (Informó ColoresMari)