La Plata, Argentina (A-Pin). Anoche, la modelo argentina Samantha Irigoli, de 22 años, soportó sin abrigo temperaturas de 5 y 6 grados centígrados con el fin de complacer a varios admiradores que querían fotografiarse con ella. El hecho ocurrió en el acceso a platea del estadio único de la ciudad, al término del partido de semifinales por Copa América entre Uruguay y Perú. “Nos ha sorprendido esta mujer; queremos tener un recuerdo de ella, del fútbol argentino”, declaró el limeño Ramiro Rojo. A-Pin conoció que Samantha lucía la camiseta del River Plate de Buenos Aires, recién descendido a la B. “Sí, está un poco fresco*, pero es más importante darle una alegría a mis fans”, dijo la modelo con el vientre descubierto y un escote prolongado. “No tengo ni idea de quién es, nunca la había visto pero está rebuena”, afirmó por su parte el argentino Eduardo García, quien destacó los gestos que hacía la Irigoli cuando posaba para las fotos. “Es una tigresa”, aseveró el hombre. Según se pudo establecer, varias mujeres que pasaban por la zona mostraron su descontento por la algarabía que ocasionó la modelo: “Debe ser una muerta de hambre para exhibirse así a estas horas de la noche”, sentenció una testigo que pidió omitir su identidad. [Más Copa América]

*Al contrario de lo que podría creerse, en Argentina fresco significa muy frío, helado. “Llegó la fresca”, dicen cuando se asoma el invierno.