letrero miserere

Buenos Aires (A-Pin). Después de varias semanas, Alonso Arevalo, administrador de un restaurante peruano ubicado en el sector aledaño a la Plaza de Miserere, aún no ha podido descartar el anuncio de búsqueda de personal que tiene pegado en la entrada al local. “No he contado con suerte. Apenas la semana pasada he conseguido la moza que me faltaba”, declaró Arevalo. “Dejaré el letrero hasta que consiga los empleados que necesito”, concluyó el hombre, quien se ha encargado de hacerle los ajustes al letrero con tachones.