Bogotá (A-Pin). Ayer, el transportador de mercancías Jorge Eliécer Reyes, oriundo de Guaduas, Cundinamarca, decidió disfrutar de un “bananito” que compró en una carreta de frutas, mientras su compañero Arturo José Posada hacía entrega de un envío. “Cuando uno está en este oficio es necesario picar alguna cosita, ¿me explico?”, aseveró Reyes, quien procedió a soltarse el botón superior de su overol. Bajo un sol tremendo, y tapando su boca para disimular un regüeldo, prosiguió: “Si usted come, el día le rinde y se cansa menos, ¿me explico?”. Minutos después, Posada regresó de hacer la respectiva entrega y luego de tomar un breve descanso declaró: “Al Reyes yo lo visto pero no lo alimento”, y se echó a reír en momentos en que abordaba el camión. A-Pin fue testigo de que, mientras Reyes se abotonaba el overol, el vendedor de frutas exclamó: “Con este solazo cualquier frutica pega, ¿no?”. (Informó Jeftock)

Más noticias con BANANOS, ¡aquí!