Nueva York (A-Pin). Unas sandalias nuevas por poco le arruinan el paseo a la ingeniera Valentina Taborda, de 26 años, quien el fin de semana pasado decidió estrenar “de todo” para ir a Las Vegas con su familia. “No quería llevar las mismas chanclas de siempre y decidí comprarme tres pares”, afirmó la afectada. Testigos indicaron que, luego de una larga caminata por los lujosos hoteles de la ciudad, los pies de Valentina presentaron peladuras en el empeine con sangrado leve y dolor, lo que obligó a la familia a regresar al hotel. “Le dije que trajera tenis y no hizo caso”, expresó Lucy Serrano, su tía. APin conoció que la joven insistió en usar sandalias durante todo el paseo. “Estrené los otros dos pares pero también me lastimaban las peladuras de la primera noche”, contó la mujer. Sebastián Rayo, uno de sus primos, relató: “Ella caminaba despacio y la teníamos que esperar pero igual la pasamos bueno”. Esta reportera pudo establecer que durante la estadía en Las Vegas, Valentina sumergió los pies en agua caliente y se echó crema de caléndula en las heridas, remedio que se continúa aplicando desde entonces. (Informó VCh)

Noticia relacionada: AMANECE CON LA ESPALDA BROTADA