Medellín (A-Pin). Una increíble sorpresa se llevó anoche Tania Arroyave, de 44 años, después de que telefoneara a su hermana y le contestara el gato de la casa, llamado Tiger, un ejemplar atigrado de seis meses de edad. “Al menos sirve para contestar el teléfono, el mío duerme todo el día”, declaró Tania, quien había llamado a su hermana Patricia para resolver dudas de una receta de strogonoff de pollo. A-Pin supo que al momento del incidente el felino se encontraba dormitando sobre una mesita tipo Luis XV, donde está dispuesto el teléfono fijo de los Vásquez Arroyave. “Tiger ha ido colonizando todos los espacios de la casa, últimamente cogió la costumbre de echarse en el tapetico del teléfono”, contó Patricia, chef aficionada de 48 años y ama de Tiger. Según explicó la mujer, cuando el teléfono emitió su agudo timbre, el gato brincó del susto, descolgó la bocina y después de una breve pausa, maulló “como quejándose”. “Oí el golpe del teléfono y luego escuché que el gato dijo miau, y yo le dije, hola precioso, mi amor, cómo estás, pero no supe si me respondió porque en esas habló Patricia”, añadió Tania. Este diario pudo establecer que a pesar de que Tiger ha sido acusado de “vividor” y “buena vida”, sus últimas actuaciones como recepcionista y exterminador de cucarachas lo proyectan con un nuevo aire en el hogar. (Informó: R)