Medellín (APin). Ayer al mediodía, la señora Noelia Córdoba, de 56 años, no tuvo otra opción que subir cinco pisos por las escaleras para llegar a su apartamento, marcado con el número 504. “Don Aníbal me abrió la puerta pero no me dijo nada y cuando crucé el hall, el ascensor estaba desnivelado, con dos muchachos allá metidos”, dijo Noelia, con una bolsa de mercado en cada mano. Según informó Aníbal Bustamante, portero del edificio, el ascensor se encontraba en revisión técnica: “Los propietarios saben que cada mes vienen y ajustan todo el sistema porque muchas veces el aparato funciona con sobrecupo o los niños lo enloquecen jugando con los botones”, declaró Bustamante. APin conoció que la afectada tardó menos de ocho minutos en subir las escaleras, las cuales cuentan con descansillos en cada piso. “Cuando arreglan el ascensor es como si lo operaran, se le pueden ver los cables y las paredes de concreto”, apuntó finalmente Andrés Abad, universitario residente en el apartamento 403 que llegó minutos después de que doña Noelia comenzara su ascenso.

Noticia relacionada: DESPRECIAN ASCENSOR CON OLOR A POLLO