Cochabamba, Bolivia (A-Pin). Una hora antes del comienzo del partido entre los equipos Aurora y Blooming, en el estadio Félix Capriles de esta ciudad, los reporteros de A-Pin estuvieron merodeando las afueras del escenario deportivo en busca de noticias y esto fue lo que encontró.
*
290520114725
Cuando aún faltaban varios minutos para el comienzo del partido en el Capriles, una señora fue vista jugando futbolín con una cobija en la cabeza. “Para no colocarla en el suelo, además necesito las manos”, dijo la mujer.

*

290520114729
A una hora del pitazo inicial, el ojímetro de A-Pin reportaba un centenar de personas en la tribuna occidental. “Todos llegan sobre la hora”, reportó un agente de la ley.

*

290520114730
Un maniquí fue instalado en las afueras del estadio, en el costado que da a la avenida Libertador Simón Bolívar. “Es para exhibir la camiseta del Aurora. Hoy ganamos”, afirmó el vendedor.

*

290520114733
Hincha del Alianza Lima se antojó de conejo en exhibición. “Es de origen alemán, pero vendemos son las crías, a 180 bolivianos cada uno”, explicó el comerciante de los mamíferos. En las afueras del Capriles también se efectúa la venta de pericos, hámsteres, perros, peces, tortugas y gatos.

*

290520114741
Durante unos segundos, una niña estuvo jugando con la bandera del Aurora que su hermanita se puso de capa. “Las dos son hinchas del Aurora”, dijo el papá de las criaturas.

*

290520114738
Cuando ya en las graderías empezaban a entonar los primeros cantos, un niño se interesó en un puesto de golosinas pero no hubo quién lo atiendiera. “Moisés, vamos a comer pipocas”, lo llamó la mamá, dirigiéndose al puesto de crispetas, también conocidas como cotufas, pochoclos y palomitas de maíz.

*

290520114734
Mientras el partido llegaba a su fin, un enjambre de abejas invadió una venta de kisa. “Es mejor no molestarlas”, dijo la señora, vendedora de esta aguadulce de durazno. [Más Copa América]